Otra victoria como ésta y estamos perdidos!!!

Ser feliz.

Escrito por imanoltxu 01-11-2010 en General. Comentarios (0)

http://imanoltxu.blogspot.es/img/escalerafeliz.jpg 

 

 

 

Puedes tener defectos, vivir ansioso y estar irritado algunas veces, pero no te olvides de que tu vida es la mayor empresa del mundo.

Solo tú puedes evitar que ella vaya en decadencia.

Hay muchas personas que te precisan, admiran y te quieren.

Me gustaría que siempre recordaras que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, caminos sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.

Ser feliz no es sólo valorar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

No es sólo conmemorar el suceso, sino aprender lecciones de los fracasos.

No es sólo obtener alegría con los aplausos, sino encontrar alegría en el anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis.

Ser feliz no es una fatalidad del destino, sino una conquista de quien sabe viajar hacia dentro de su propio ser.

Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse un actor de la propia historia.

Es atravesar desiertos fuera de sí y ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.

Es agradecer cada mañana por el milagro de la vida.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.

Es saber hablar de sí mismo.

Es tener coraje para oír un “NO".

Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea injusta.

Es besar a los hijos, mimar a los padres y tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener la madurez para decir “ME EQUIVOQUÉ".

Es tener la osadía para decir “PERDÓNAME".

Es tener sensibilidad para expresar “TE NECESITO".

Es tener capacidad de decir "TE AMO".

Que en tus primaveras seas amante de la alegría.

Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría.

Y, cuando te equivoques en el camino, puedas comenzar todo de nuevo, pues así serás cada vez más un apasionado por la vida...

y descubrirás que... ser feliz no es tener una vida perfecta sino usar las lágrimas para regar la tolerancia, usar las pérdidas para refinar la paciencia,

usar las fallas para esculpir la serenidad,

usar el dolor para lapidar el placer,

usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.

AUTOR DESCONOCIDO.

 

Desnudario

Escrito por imanoltxu 10-10-2010 en General. Comentarios (0)

 

http://imanoltxu.blogspot.es/img/cielo.jpg 

 

¿Te has encontrado alguna vez con unos ojos que te lleven tan lejos

 Que te miren tan hondo tan adentro que te sientes desnudo y todo

Todo lo demás desaparece?

¿Has puesto luego aquella desnudez en las propias manos del dueño de esos ojos?

¿Has sentido como se dilata cada poro debajo de las yemas de los dedos?

¿Como cabalga el pecho desbocado como un jinete ausente de conciencia?

¿Has guardado la realidad en un cajón alguna vez?

¿Has apretado el tiempo lamiendo su cintura?

¿Has hecho de un minuto noventa lunas? Y después trepados en la nube bebiéndose de a dos cada gota del néctar liberado habiendo entrado allí a lo mas profundo de su esencia y habiéndose palpado el corazón por dentro.

¿Te encorvaste finalmente en un grito llorado?

¿Lo has sentido alguna vez?

Si la propia muerte deviniera en ese instante no dejaría otra cosa que rastros de azules intensos en el aire.

 

(María José Aldunate)

 

 

 

Gozar la vida...

Escrito por imanoltxu 15-08-2010 en General. Comentarios (0)

http://imanoltxu.blogspot.es/img/volar.jpg 

 

Gozar la vida...

 

Dicen que, a cierta edad, las mujeres nos hacemos invisibles, que nuestro protagonismo, en la escena de la vida declina, y que nos volvemos inexistentes para un mundo en el que sólo cabe el ímpetu de los años jóvenes.

Yo no sé si me habré vuelto invisible para el mundo, es muy probable, pero nunca fui tan consciente de mi existencia como ahora; nunca me sentí tan protagonista de mi vida, y nunca disfruté tanto de cada momento de mi vida.

Descubrí que no soy una princesa de cuento de hadas; descubrí al ser humano que sencillamente soy, con sus miserias y sus grandezas.

Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecta, de estar llena de defectos, de tener debilidades, de equivocarme, de hacer cosas indebidas, de no responder a las expectativas de los demás. Y, a pesar de ello, quererme mucho.

Cuando me miro al espejo ya no busco a la que fui en el pasado... sonrío a la que soy HOY.... me alegro del camino andado, y asumo mis contradicciones.
Siento que debo saludar, a la joven que fui, con cariño, pero dejarla "a un lado", porque ahora me estorba. Su mundo de ilusiones y fantasía ya no me interesa.

¡Qué bien no sentir ese desasosiego permanente que produce correr tras los sueños!
La vida es tan corta y el oficio de vivirla es tan difícil, que cuando uno comienza a aprenderlo, ya hay que morirse.

El ser humano tarda mucho en madurar, ¿verdad? TENER-RETENER. Las realidades más grandes y más bellas tanto más las tendrás cuanto menos las poseas y retengas.

Si quieres tener el mar, contémplalo, y abre tus manos en sus aguas, y todo el mar estará en ellas. Porque si cierras tus manos para retenerlo, se quedarán vacías.

Si quieres tener un amigo peregrino, déjalo marchar y lo tendrás... porque si lo retienes para poseerlo, lo estarás perdiendo, y tendrás un prisionero.

Si quieres tener el viento, extiende tus brazos, abre tus manos y todo el viento será tuyo, porque si quieres retenerlo, te quedarás sin nada.
Si quieres tener a tu hijo, déjalo crecer, déjalo partir y que se aleje... lo tendrás maduro a su regreso, porque si lo retienes poseído, lo pierdes para siempre.

Si quieres tener el sol y gozar de su luz maravillosa, abre los ojos y contempla... porque si los cierras para retener la luz que ya alcanzaste, te quedarás a oscuras.
Si quieres vivir el gozo de Tener, libérate de la manía de poseer y retener. Goza de la mariposa que revolotea, goza del río que corre huidizo.

Goza de la flor que se abre cara al cielo. Goza teniendo todo, sin poseerlo y sin retenerlo.
Sólo así gozarás de la vida, sabiendo que la tienes sin poseerla, y dejándola correr sin retenerla.

 

Como se mide la VIDA?

 

No se mide según con quién sales, ni por el número de personas con quienes has salido.
No se mide por la fama de tu familia, por el dinero que tienes, por la marca de coche que manejas, ni por el lugar donde estudias o trabajas.
No se mide ni por lo guapo ni por lo feo que eres, por la marca de ropa que llevas, ni por los zapatos, ni por el tipo que música que te gusta.
La vida, simplemente, es... Otra cosa

La vida:


Se mide según a quién amas y según a quién dañas.
Se mide según la felicidad o la tristeza que proporcionas a otros.

Se mide por los compromisos que cumples y las confianzas que traicionas.

Se mide por el sabor de boca que dejas a los demás con tu presencia y con tus comentarios.
Se trata de lo que se dice y lo que se hace y lo que se quiere decir o hacer, sea dañino o benéfico.
Se trata de los juicios que formulas, y a quién o contra quién los comentas.
Se trata de a quién no le haces caso o ignoras intencionadamente.
Se trata de los celos, del miedo, de la ignorancia y de la venganza.

Se trata del amor, el respeto o el odio que llevas dentro de ti, de cómo lo cultivas y de cómo lo riegas.
Pero por la mayor parte, se trata de sí usas la vida para alimentar el corazón de otros.
Tú y solo tú escoges la manera en que vas a afectar a otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida…
La vida será contigo tan justa como lo eres con los demás.
Hacer un amigo es Fácil.
Pero la vida habla de ti, por aquellos amigos que fielmente supiste conservar.
Por aquellos a los que te supiste entregar sin exigencias.
Aquellos que cuando no estás…

 

Temía.

Escrito por imanoltxu 15-08-2010 en General. Comentarios (0)

 

http://imanoltxu.blogspot.es/img/estrellademar.jpg 

Temía...

 

Temía estar sola, hasta que aprendí a quererme a mi misma.

Temía fracasar, hasta que me di cuenta que únicamente fracaso si no lo intento.

Temía lo que la gente opinara de mí, hasta que me di cuenta de que de todos modos opinarían de mí.

Temía que me rechazaran, hasta que entendí que debía tener fe en mi misma.

Temía al dolor, hasta que aprendí que éste es necesario para crecer.

Temía a la verdad, hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.

Temía a la muerte, hasta que aprendí que no es el final, sino más bien el comienzo.

Temía al odio, hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que ignorancia.

Temía al ridículo, hasta que aprendí a reírme de mi misma.

Temía hacerme vieja, hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día.

Temía al pasado, hasta que comprendí que no podía herirme más.

Temía a la oscuridad, hasta que vi. La belleza de la luz de una estrella.

Temía al cambio, hasta que vi que aún, la mariposa más hermosa necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar.

Hagamos que nuestras vidas cada día tengan más vida y si nos sentimos desfallecer no olvidemos que al final siempre hay algo más.

El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma.

Hijo Preferido.

Escrito por imanoltxu 15-08-2010 en General. Comentarios (0)

http://imanoltxu.blogspot.es/img/nina.jpg 

 

Hijo Preferido.

 

Cierta vez preguntaron a una madre cuál era su hijo preferido, aquel que ella más amaba…

Y ella, dejando entrever una sonrisa, respondió: Nada es más voluble que un corazón, de madre.
Y, como madre, le respondo:

El hijo predilecto, es aquel a quien me dedico en cuerpo y alma... Es mi hijo enfermo, hasta que sane.
El que partió, hasta que vuelva.
El que está cansado, hasta que descanse.
El que está con hambre, hasta que se alimente.
El que está con sed, hasta que beba.
El que está estudiando, hasta que aprenda.
El que está desnudo, hasta que se vista.
El que no trabaja, hasta que se empleé.
El que se enamora, hasta que se case.
El que se casa, hasta que conviva.
El que es padre, hasta que los críe.
El que prometió, hasta que cumpla.
El que debe, hasta que pague.
El que llora, hasta que calle.
Y ya con el semblante bien distante de aquella sonrisa, completó:
El que ya me dejó...
...hasta que lo reencuentre...